Envío gratis a partir de 35€ solo en Península

Recetas otoñales con puerros y calabaza

¡Llegó la época de los puerros! 

En la conservera están trabajando sin parar preparando las conservas con todos los recursos vegetales que recibimos de los agricultores con los que colaboramos pagando un precio justo para que sigan trabajando sus tierras. Los productos de Mi Huerto, surgen como iniciativa para evitar la pérdida de los productos endógenos y las huertas de la zona, reactivando actividades económicas locales. 

Aprovechando la época otoñal, en la que nos encontramos, hemos preparado ideas para que puedas integrar las conservas de puerros con un producto de temporada, la calabaza. Aunque tenemos que reconocer que son espectaculares para comerlos solos. Basta con abrir el tarro, sacar el puerro, añadir sal a tu gusto, ¡y a disfrutar!


Crema de calabaza con topping de puerros 

Aquí un clásico, la crema de calabaza con un toque de sabor a pueblo, incorporando nuestros puerros en conserva asados a la leña de Olivo en AOVE

Solo necesitas calabaza, zanahorias, un tarro de puerros asados de Mi Huerto, sal y aceite de oliva virgen extra de variedad empeltre.  

Pela y corta en dados la calabaza y las zanahorias, y cuécelas. No te olvides de añadir un poco más de agua. Una vez finalizada la cocción separa del agua los productos vegetales, y resérvala. Abre tu tarro de puerros y añade de 5 a 6 piezas en la calabaza y zanahoria, junto a un hilo de aceite de la conserva más sal a tu gusto. Tritura todos los ingredientes, incorporando agua poco a poco hasta que consigas una textura suave y cremosa. 

Por último, al servirlo añade un puerro deshilachado, unas pipas de calabaza y un hilo de Mi Olivo, nuestro AOVE de variedad empeltre. 


Quiche de calabaza y puerros

Una versión de una receta exquisita y fácil de elaborar. Para elaborarla necesitarás pasta brisa, calabaza, nuestros puerros asados y conservados en aove, huevos, nata, queso rallado, sal, pimienta negra y Mi Olivo, nuestro aceite de oliva virgen extra de variedad empeltre. 

Comienza cortando la calabaza en láminas o rallándola y sofríe con una cucharada de aceite y sal, hasta que esté dorada, y algo cocinada. 

Mientras, en un bol añade de 3 a 4 huevos, con la nata, el queso rallado, la sal y pimienta. Bátelo hasta que quede homogéneo. Para que la masa no te quede cruda, te recomendamos que la pongas a precocinar en el horno unos minutos. Lo mejor es que utilices un recipiente redondo. Con un tenedor pincha la masa y pon algo de peso, como unos garbanzos, para que no suba la masa. Introdúcela en el horno a 180º grados unos 15 minutos. 

Pasado este tiempo, ya estará dorada la calabaza a la que añadiremos de 5 a 6 puerros del tarro de conserva. Este paso le va a dar un sabor tradicional y braseado a la quiche. Vuelve a añadir un poco de sal, y una cucharada de aceite de la conserva para potenciar el aroma y jugosidad. Por último, añade la calabaza y puerros a la mezcla de huevo, nata y queso, remuévelo, e incorpóralo todo sobre la masa precocinada. 

Debes volver a meterlo en el horno a 180º unos 30 minutos hasta que haya cuajado. Ya estaría listo para disfrutar de todo el sabor y aroma a brasa de los puerros. Un toque muy original que encantará. 

Unas recetas de otoño para disfrutar de productos de temporada. Para tí, ¿cuál es tu receta favorita? Estaremos deseando ver el resultado en redes sociales. Compartelo etiquetando a @miolivo y el hashtag #cocinaconMiOlivo.